0

El cuerpo protagoniza una nueva revista de fotografía y literatura

Artículo de Andrés Castaño, publicado en El Asombrario

Tres editoras se lanzan a una aventura apasionante, original y reveladora en torno a las manos, el pelo, los ojos, las orejas, el sudor… Con un punto de vista feminista, aperturista,de diálogo entre el cuerpo y la mente, queriendo tejer un vínculo entre la vida y sus emociones, reconciliarse con los estados de ánimo. Han creado una nueva revista de fotografía y literatura, ‘Esto es un cuerpo’, cuyo lanzamiento busca apoyo a través de Verkami. El público está respondido en cuerpo… y alma. 

“Esto es un cuerpo surge por una necesidad de crear y compartir, de vincularnos con otras personas y otras creadoras. Nos gustaba la idea de crear un proyecto que mezclara fotografía y literatura, que ambas disciplinas dialogaran y salieran de los compartimentos estancos donde actualmente las encontramos. Queríamos crear un espacio de encuentro entre artistas de distintos mundos. Un espacio con una lectura cómoda, más cercana al libro que al mundo revistero, pero que fuera periódica y coleccionable”, comentan Carlota VisierCarol Caicedo y Laura C. Vela, las tres editoras. Entre las ideólogas también se encuentra la psicóloga y poeta Ana Jarque.

Cuando lo digital domina el mundo, una vuelta a las raíces. ¿Por qué no? Porque sí. Esto es un cuerpo será una publicación periódica, cuatrimestral, en papel, con un punto de vista feminista, aperturista, de diálogo entre el cuerpo y la mente, queriendo tejer un vínculo entre la vida y sus emociones, reconciliarse con los estados de ánimo. Su primer número está dedicado a las manos. Las manos y su importancia central en nuestra vida: coger, tocar, asir, lanzar, escribir, moldear… En él participan las escritoras María Sánchez y Andrea Abreu, con textos que dialogan con las fotografías de Laura C. Vela y Bego Antón. O el de Jorge de Cascante con fotos de Laia Sabaté, y el de la poeta Ana Jarque con fotos de Bernardita Morello.

Una premisa, un asunto, un punto de partida: el cuerpo. El gran olvidado en la educación, en el aprendizaje, ya sea por el lenguaje de la danza, de la expresividad, de las manualidades. “El cuerpo ha sido un tema que se ha tratado mucho en la historia de la fotografía, sobre todo por parte de las mujeres fotógrafas. A nosotras no nos interesa ahondar en la presencia del cuerpo en las artes, sino en poner atención en pequeños detalles de nuestros actos corporales, ya sea en el día a día o en sociedad. Muchos de los problemas de salud mental que padecemos como sociedad están desencadenados por no escuchar a nuestro cuerpo”, precisan las tres mujeres.

Declaración de intenciones

¡Conectarnos con nuestros cuerpos! Y también con la realidad, estar aquí y ahora. Parar. Ir hacia lo lento, lo reflexivo. Para ello han puesto en marcha una campaña de Verkami: “Nos gustaría alcanzar los 8.000 euros para poder hacer una página web y un podcast tratando cada parte del cuerpo e invitando a las colaboradoras a participar. Sería como una pata más del proyecto, una extensión. Además, si conseguimos más financiación podremos remunerar nuestro trabajo. Es otro de nuestros objetivos, que el trabajo se pague con dinero, no con visibilidad u otros sucedáneos”.

¿Lo de publicar a mujeres?

No lo vivíamos como una intención sino que salió de manera natural, pero ahora estamos viendo la importancia que tiene. Algunas personas nos han preguntado si en nuestra revista sólo salen chicas y le hemos dicho que no, que en el número 1. MANOS hay dos hombres y en el 2. PELO hay uno. Esto nos resulta curioso porque la mayoría de veces es al revés y nadie dice ‘en esta editorial solo publican a hombres’ o ‘esta es una revista de hombres’ y si lo dices te llaman feminazi.

¿De dónde surge ‘Esto es un Cuerpo’? 

Somos amigas con inquietudes artísticas similares y venimos de disciplinas diferentes como la Filología, la Filosofía, la Psicología, el Diseño o la Fotografía, por lo que pensamos que la unión de todas podría ser una fórmula enriquecedora. Todas teníamos interés por lo híbrido y lo interdisciplinar, y queríamos crear un canal de difusión que acercara la fotografía a los y las lectoras de literatura, y viceversa. Muchas veces pensamos que nosotras como fotógrafas leemos novelas, tenemos la casa llena de libros, y vemos pelis, escuchamos canciones y vamos a conciertos… Pero es muy raro que artistas de otras disciplinas lean fotolibros y más raro aún que los compren. Además, en España, en el mundo de la fotografía se publica a muy pocas mujeres. ¡Casi todas se han tenido que autoeditar! Como mujeres feministas esto nos parece inaceptable.

Inspiradas en un bestiario animal, planteáis crear un ‘cuerpario’ humano como un mapa del cuerpo. ¿Os han influido los mapas mentales?

Nos ha influido la idea de bestiario como una colección o recopilación de criaturas y sus particularidades, de ahí la idea del cuerpario que tuvo Carlota Visier. De hecho, Cuerpariofue una propuesta de nombre para la revista, pero decidimos quedarnos con Esto es un cuerpo, también para hacer un guiño a que la propia publicación es un cuerpo, y que toda persona es un cuerpo digno, sea como sea. Este concepto nos interesaba porque la revista engloba un conjunto de partes que conforman el cuerpo humano, es decir, tiene un fin, de ahí la idea de una publicación coleccionable. Eso sí, no pretendemos que sea corta, ya que podemos hablar de uñas, pestañas, codos, incluso de sustancias que segrega el cuerpo: lágrimas, sudor, etcétera.

Veo que consideráis el cuerpo como una gran fuente de posibilidades temáticas por explorar…

Por supuesto, de ahí que lo eligiéramos como idea del proyecto. Pensar en el cuerpo implica pensar en las emociones y en todo lo que nos rodea. Conocemos el mundo a través del cuerpo y no podemos escapar de él, pero tampoco de los sentimientos que acaban por manifestarse en lo físico, como he mencionado antes. Las aplicaciones y los filtros para modificar nuestro aspecto generan una insatisfacción permanente y un choque de realidad para muchas personas… Se puede hablar de muchísimos temas tomando como premisa una parte del cuerpo. Por ejemplo, fijándote en las manos puedes hablar de percepción, pero también de tocar un instrumento, de golpear a alguien… Con la oreja, puedes hablar de aquellas cosas que no queremos oír, o del ruido del que estamos rodeados, o del complejo de aquel que tiene orejas de soplillo. Y con el pelo ya ni te digo… La erótica del pelo largo, la humillación de las rapadas, el imperio de la depilación, el pelo ocultado de las mujeres musulmanas… ¡Y la fotografía y la literatura son perfectas para ahondar en todo esto!

¿Habéis notado un interés creciente por las cuestiones que abordáis?

Creemos que es necesario abordarlas porque vivimos en una sociedad cada vez más tecnológica e individualista que descuida los cuidados del cuerpo y de la mente. Nos creemos más libres que nunca, pero estamos siendo esclavos de una pantalla, de un número determinado de likes o de un GPS que nos dice exactamente cómo y dónde ir a cualquier sitio. Estamos retrocediendo en muchos sentidos y por eso hemos sentido la necesidad, todavía más fuerte en estos tiempos pandémicos, de emprender un proyecto que nos apasione y nos haga felices. Esa es la base de la revista y esperamos poder llegar a mucha gente que comparta nuestro entusiasmo. Sí que creemos que la pandemia ha hecho que le demos más importancia al bienestar y a la salud. Antes no se hablaba de cuántas personas mueren diariamente en nuestro país. Este merodear de la muerte y la falta de contacto físico ha hecho que de repente muchos estemos hablando del cuerpo, de la idea de casa, de la conciliación…

El segundo número, PELO, contará con relatos de las escritoras Almudena Sánchez, Elena Medel y de Rubén H. Bermúdez. Fotos de artistas como Sol Bela, Fabiola Cedillo o Laura Pannack. Ensayos de Brigitte Vasallo y Elisabeth Falomir y entrevista a Miss Beige.

0 Comments for “El cuerpo protagoniza una nueva revista de fotografía y literatura”

Deja un comentario